Cerebro vago

Secuelas del Speed watching.

-Ricardo, cuquín, tienes que…

-¿Eh?

-Richi…

-¿Qué?

-Jobar, tío, falar contigo ye como falar con una paré.

-¿Eh?

-¿Escúchesme o qué?

-¿Eh? Ah, sí. Dime, venga, rápido, ¿qué quies?

-¿Cómo que rápido? ¿Pero de qué vas?

-¿Eh?

-¡Buo! Tanto ver vídeos al doble de velocidá. Asina tas.

-¿Cómo?

-Te volvisti más primitivu, animal. Tienes menos celebru qu’una estrella de mar.

-¿El qué, ho?

-…Yá nun procesa la información. Vuélvese más pasivu.

-¿Quién?

-El to celebru, Ricardo. Que tas apijotau. ¡¡¡Yes fatu, fatu del tou!!!

-¿Yo?

-Sí, tío. ¿Por qué pones los mios audios de WhatsApp al doble de velocidá?

-Porque fales muncho, Montse, yes una pesá.

-¿Yo? 

-Sí, Montsina. Y fala más rápidu, fía, que tengo prisa.

-¿Prisa? ¿Prisa pa qué? ¿Pa rascate los güevos?

-Tengo muncho trabayu.

-¡Ja! Nin que fores l’arbañil de la muralla china. Hai que jodese.

-¿Eh?

-Tanta prisa, colos audios, con vídeos y podcast… Y non te enteras de nada. 

-¿Qué dices?

-Que nun retienes lo que ves, nin te concentres, nin m’escuches, nin na de na.

-¿Qué, ho?

-Que tas agilipollau del tou. Tanta prisa… Asina te va. Y na cama…

-¿Eh?

-Na cama igual. Visto y nun visto.

-¿Que qué, ho?

-Tas obsesionáu con aforrar tiempu, nin que fores un adolescente…

-¿Sabes la cantidá d’años qu’aforro por mirar vídeos a velocidaes más rápides?

-¿Y pa qué te val si nun entiendes na?

-¿Qué hai qu’entender?

-Qué tuntu yes, Ricardo. ¡Qué tuntu yes!

-¿Eh?

-Tantu estímulu aceleráu, el celebru ‘abúrrese’ y vuélvese más pasivu…

-¿Más qué, ho?

-Tou a doble velocidá por esa ansiedá de poder comentalo en redes o na oficina’l primeru. ¡Y nun entiendes na!

-Hai tantu que ver, Montse.

-Tas como una burra, Ricardo. ¿Quies facer el favor de dexar eso y mirame a los güeyos?

-Tengo mieu a perdeme daqué.

-Como sigas asina, Richi, vas perder a la to muyer.

-¿Eh?

-Avisete, ¿oíste?

-¿Eh? ¿Qué?

-¡Chao, Richi! Hasta equí llegué.