Tiempos de malestar emocional.

-¡Buo! ¡Ye que me da una rabia…!

-Meyor. Eso ye bueno.

-¿El qué?

-La mala hostia, esa rabia, les…

-¿Cómo?

-Les emociones negatives, Arsenio. Las necesitas pa ser feliz.

-¿Que qué, ho?

-Son coyonudes, Senín, te enseñen muncho de ti.

-¿Pero qué me tas cuntando, Ricardo?

-Son necesaries pa poder tener una vida plena, faime casu. Aprovecha la mala hostia, esa rabiona, párate a pensar.

-¿Pensar el qué?

-D’ónde vien, qué te quier dicir. ¿Por qué nun yes feliz?

-¿Qué dices, ho?

-Toles emociones son bones, tráennos información.

-¿De qué, ho? A ti non te pasa. Tu nun tienes estos ataques de rabia.

-¿Cómo que non? A mi dame muncha rabia cuando voi camín del gym y una ráfaga de vientu méteme nel chigre. 

-¡Aaag! La rabia ye un venenu que te aferruña per dientro.

-Que non, Arsenio. Al revés, ye bonu.

-Sí, ho. ¿Bonu pa qué?

-Pal autoconocimientu, Senín. Al entender les emociones desagradables, puedes aprender más sobre ti mesmu.

-Ye que la rabia sal por onde menos te la esperes. 

-Claro. Mira Shakira.

-¿Que qué, ho?

-Diz ella: “Les muyeres yá nun lloren, les muyeres facturen”. Y Hacienda: “D’eso queríamos falate, cuquina…”

-¡Bah! ¿Pero qué tengo que ver yo con Shakira?

-Tu sabrás. ¡Ehí nun me meto! Toi falándote de xestión emocional.

-¿De qué, ho?

-Tas aprendiendo, Arsenio. Coyonudo.

-¿Yo?

-Sí. Tar rabiosu ye un aprendizaxe emocional. Joróbate. Y disfrutalo.

-Pero… 

-¿Sabes cómo me fastidia cuando toi na ducha y pregúntame la mio muyer si me toi duchando?

-¿Pero qué dices?

-Digo: non, Merce, toi regándome a ver si crezo.

-Anda, déxate de pijadas. 

-Non ye nenguna pijada. Ye una tema emocional.

-¡Buo! Ye que tengo una rabia…

-Pos cuidala, Arsenio, obsérvala, emprésta-y atención.

-Pero…

-Tienes muncho acumuláu ende, Senín. Toos tamos pelín rabiosos.

-Claro. Son tiempos tan raros…

-Eso ye. Y tu, enriba, yes más murniu que cagar con fame.

-Oi, ho…

-Aprovecha esa rabia. ¡Pega un gritu y a siguir! 

-¿Qué?

-Esfrútala y nun la tragues, faime casu, tienes que desafogate.